Valentín Reyes Nava / Personajes ilustres de Tlalpan

Valentín Reyes Nava

(18?? – 1923) Nació en el pueblo de Santo Tomas Ajusco, fue hijo del señor Gabino Reyes y de la señora Piedad Nava, ingresó a las fuerzas revolucionarias del sur desde 1912, bajo las órdenes del Gral. Francisco V. Pacheco, entró al movimiento influenciado por charlas que los hermanos Flores Magón realizaron al arranque del siglo tratando de buscar respuestas al problema rural del país. Llegó a ser presidente municipal de Tlalpan Valentín Reyes organizó su propia guerrilla desde el principio de la revolución y operó en la montaña del Ajusco, donde se hizo fuerte.

Aunque no firmó el Plan de Ayala, en 1911, sí fue fiel y leal defensor de los postulados de este plan.

Las fuerzas de Valentín Reyes, siempre operaron en las inmediaciones de la ciudad de México, desde 1912 fueron innumerables las incursiones militares que emprendió en esa región. Tuvieron la ventaja de la cercanía de la ciudad para poderse municionar batían a las fuerzas federales que normalmente pasaban por el Ajusco para llegar al Estado de Morelos. Cuando Benjamín G. Hill salió de la Capital para incorporarse con Álvaro Obregón, Valentín Reyes salvó a este divisionario sonorense que no podía salir del Distrito Federal, lo encontró en Contreras perseguido muy de cerca por las fuerzas federales de dicha plaza y Valentín Reyes al darse cuenta de que un grupo era perseguido por fuerzas carrancistas, logró rescatar cerca de los dínamos a tres de los fugitivos uno de los cuales, resultó ser el Gral. Benjamín G. Hill, que salió ileso con dos de sus acompañantes, lamentando la muerte del señor Manuel Calva. Días antes, el general de división Álvaro Obregón había salido en un tren de carga que manejaba Margarito Ramírez. Por esa razón, Valentín Reyes acompañó al Gral. Benjamín G. Hill hasta Jojutla a reunirse con el Gral.

Obregón, quien ya venía con los generales Francisco Cosío Rovelo, Rombo Figueroa y Fortunato Zuazua, que se habían unido al movimiento revolucionario obregonista y así marcharon sobre la Capital el 7 de mayo de 1920, día en que entraron las fuerzas obregonistas a la ciudad de México cuando el Gral. Genovevo de la O, se hizo cargo de la jefatura de operaciones militares del Estado de Morelos. Con este motivo, se hizo la Unificación Nacional Revolucionaria, como primer paso que dio el Gral. Álvaro Obregón y de esta manera, se comenzó el reparto agrario en el Estado de Morelos. Las intrigas en el campo revolucionario se habían infiltrado en algunos sectores del grupo zapatista y Valentín Reyes fue sacado de su domicilio por el Gral. Rafael Pimienta, lo llevaron a la ciudad de Toluca y después lo regresaron a Tlaltizapán, donde la noche del 27 de diciembre de 1923, fue fusilado.

Fuente: Valentín López González. Los Compañeros de Zapata. Ediciones del Gobierno del Estado Libre y Soberano de Morelos. México, 1980, p. 206-208.