Categorías

Inauguran 2° piso y abandonan el primero

Las obras en la autopista elevada para salir a Cuernavaca dañaron la parte baja del Viaducto-Tlalpan.

segundo piso

Reforma / Iván Sosa

Con equipamiento recién puesto el segundo piso está en funcionamiento, mientras los carriles centrales y laterales inferiores exhiben el deterioro acumulado durante un año de excavaciones para colocar 45 columnas de 12 metros de altura, sobre las cuales se asentaron 43 trabes.

En el tramo de dos kilómetros de la Autopista Urbana Sur, de Periférico Sur a Insurgentes, la Secretaría de Obras del Gobierno central bacheó los agujeros, pero los conductores aún deben esquivar zanjas y láminas de metal improvisadas mientras avanzan por dos de los tres carriles existentes.

En las laterales de acceso, las tareas de repavimentación siguen pendientes y quienes se dirigen hacia la terminal El Caminero del Metrobús tienen que desplazarse entre excavaciones.

“Armamos las derivaciones del drenaje para sacar las aguas pluviales del segundo piso, con respiraderos junto a las columnas y arriba están también en los últimos detalles”, comentó el trabajador Clemente Zavala.

Los vecinos padecen la ausencia de los pasos peatonales que fueron retirados en tanto se llevó a cabo la obra y tienen que caminar más para cruzar Viaducto-Tlalpan o subir por andamios provisionales.

“Si los van a reponer deberían construir puentes peatonales con rampas para personas mayores y sillas de ruedas, porque piensan en todo para los autos, pero bajar y subir escaleras es muy pesado”, comentó la vecina Irene Cedillo, de 83 años.

Los puentes provisionales instalados conducen hacia el camellón cuya banqueta desapareció, por lo que deben andar sobre tierra y correr por la lateral para llegar a la calle.

En los camellones en donde había jardineras ahora hay cascajo y obras en proceso, con maquinaria pesada que todavía construye las rampas de descenso del viaducto elevado.

El Secretario de Obras, Edgar Tungüí, indicó que el Viaducto-Tlalpan será renovado bajo el concepto de calle completa, con cruces peatonales seguros, como en San Fernando, restitución de luminarias y banquetas, así como el reencarpetado.

“Ya repusimos pasos peatonales, se limpiarán los camellones y se arreglarán todas las jardineras, en obras que ya comenzamos, una vez que el viaducto elevado ya está listo para abrirse”, apuntó Tungüí.



http://www.gilmonzonconsultores.com/