Categorías

Olvidan Fuentes Brotantes

Viviendas en obra negra pueden ser encontradas en la zona boscosa del parque nacional, cuyos invasores cuentan con servicios de agua, luz y hasta televisión de paga. 

Foto: Armando Vázquez

Foto: Armando Vázquez

Reforma / Manuel Durán /Cd. de México/ 10 agosto 2016

Tres años han pasado desde que la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) documentó que 3 de las 20 hectáreas del Parque Nacional Fuentes Brotantes estaban invadidas, pero la ocupación del área verde no ha sido revertida por las autoridades.

En agosto de 2013, la PAOT emitió un reporte donde se señala que ese espacio, a cargo del Gobierno delegacional de Tlalpan, tenía 150 casas que se abastecen de agua del riachuelo y obtienen energía eléctrica mediante instalaciones improvisadas con ‘diablitos’ colgados al alumbrado público.

Incluso, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, instruyó en junio de 2014 a la perredista Maricela Contreras, entonces Delegada, hacer la revisión jurídica de las viviendas irregulares, pero el panorama en el Parque Nacional no ha cambiado desde entonces.

REFORMA recorrió la zona de conservación y comprobó que el informe de PAOT sigue vigente, pues no se ha recuperado el área invadida.

Los árboles sirven como postes de luz, las áreas verdes son utilizadas como estacionamientos y las casas, sin cimientos y con techo de lámina, cuentan con servicios como televisión de paga.

En algunos casos, hay medidores de energía eléctrica y el correo llega como en cualquier domicilio regular.

En el recorrido se pueden pudieron contar más de 150 casas, algunos residentes reconocen que puede haber más de 200 viviendas irregulares.

Además, los residentes del parque venden pulque y cervezas a los visitantes y el lago artificial tiene agua sucia.

En enero de 2015, este diario publicó que el comedor comunitario del Gobierno Local que operaba dentro del Parque Nacional fue retirado, luego de que se dio a conocer que se encontraba en un área natural protegida.

El comedor no ha podido ser reinstalado, reconocieron los vecinos, pues no existe un espacio cercano.

Desde 2013, la Procuraduría ambiental, a cargo de Miguel Ángel Cancino, pidió al Gobierno capitalino retirar la custodia del parque a la Delegación Tlalpan, que actualmente encabeza la morenista Claudia Sheinbaum.

En 1936, Fuentes Brotantes llegó a tener 129 hectáreas y se decretó como Parque Nacional y área natural protegida, pero a la fecha ya perdió 109 hectáreas, ya regularizadas.



http://www.gilmonzonconsultores.com/