Categorías

Urge rescatar el Río Eslava      

“La cuenca del Rio Eslava es una importante proveedora de servicios ecosistémicos para la Ciudad de México. Al mismo tiempo, es altamente vulnerable al crecimiento urbano. De aquí la importancia de mejorar la planeación del uso de su territorio.”

rio eslava

Planeta Tlalpan / Redacción

La cuenca del Rio Eslava era una importante proveedora de servicios ambientales para la Ciudad de México, marca el límite entre Magdalena Contreras y Tlalpan, en la actualidad recibe constantes descargas de aguas residuales a lo largo de su cauce. Su cuenca es de las más extensas en la CDMX. Sin embargo, presenta factores de escurrimiento de agua pluvial relativamente bajos debido a los efectos de la urbanización en los últimos 30 años.

El Eslava se ha convertido en un foco rojo, en una zona de riesgo, debido a los frecuentes desbordamientos ocurridos en los últimos años.

El tramo considerado como crítico durante la época de lluvias se sitúa a lo largo de siete kilómetros, en el trayecto comprendido entre las colonias Tierra Colorada, Ixtlaualtongo, Chichicaspatl, Pedregal de San Nicolás, Barrio Las Calles y Plazuela del Pedregal, El Gavillero y La Subestación Eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad, en este punto se han registrado en los últimos 5 años, afectaciones graves a los habitantes de la colonia Pedregal de San Nicolás.

Cuando se construyó la subestación en un predio en el que el río formaba un humedal, se modificó su cauce, se redujo el ancho, profundidad y el trazo que incluyó varios ángulos de 90 grados.

Estos factores, sumados a las intensas lluvias y la basura provocan que el río se desborde continuamente e inunde las colonias aledañas con aguas negras.

La concentración de sólidos en el cauce del río, es dramática por lo que urgen acciones coordinadas por el gobierno del Distrito Federal, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México y la Secretaría del Medio Ambiente del GDF, como la construcción de los colectores marginales para captar las descargas de aguas negras de ambas delegaciones, en sus afluentes en la zona boscosa, se deben construir terrazas para mitigar la velocidad del caudal durante tormentas y facilitar la infiltración hacia el subsuelo.

Aproximadamente 11 mil habitantes por el lado de La Magdalena Contreras y 17 mil habitantes por parte de Tlalpan, viven en las cercanías del río, son razón suficiente para emprender acciones que beneficien la protección civil y el medio ambiente de la zona.

rio eslava

“El río Eslava y el Magdalena son dos de las principales fuentes de agua superficial para la zona metropolitana de la Ciudad de México, y dos de los cauces en mejores condiciones en cuanto a calidad del agua. Pero si bien aguas arriba la cuenca del Eslava está limpia, esta misma se encuentra severamente contaminada en sus partes media y baja debido a fuertes descargas de aguas residuales y depósitos de basura a lo largo de su cauce. La mayor problemática del área son las descargas de aguas negras a cielo abierto, en barrancas y en el cauce del río, la pérdida de humedad en la zona alta de la cuenca y los asentamientos irregulares en el suelo de conservación. No obstante, por los servicios que provee a la ciudad y su zona conurbada, la cuenca del Eslava es considerada una de las unidades ambientales más importantes para la subsistencia y el equilibrio ecosistémico (Almeida et al., 2007). De ahí la importancia de rehabilitarla y conservarla como un patrimonio natural irremplazable y, de esa manera, contribuir a la sustentabilidad ambiental del territorio.”

Léase el estudio: Valoración del entorno natural de la cuenca del río Eslava, D.F.*Marta Magdalena Chávez Cortés* 



http://www.gilmonzonconsultores.com/